• Sáb. Nov 26th, 2022

Sector privado prevé precarización laboral por falta de empleos de calidad

Según cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN), la población económicamente activa (PEA) registró 59.7 millones de personas con empleo en agosto de 2022. Bajo esta línea, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) comentó: si bien el número de personas con trabajo aumentó dos millones frente al mes anterior, el mercado laboral muestra señales de precarización.

Especialistas del CEESP, órgano asesor del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), indicaron que en agosto del presente año la tasa de desocupación se ubicó 3.5 por ciento por debajo del 2021. Por su parte, el número de personas en desocupación extendida, que buscan empleo, pero no han podido iniciar su trabajo, cerró con 7.9 millones en el mismo periodo.

Con respecto a los salarios, el análisis económico del sector privado aseguró que han presentado una mejora durante los últimos 5 años. En este rubro destacó el segmento de bajos ingresos debido al desempeño del salario mínimo (SM), que actualmente presenta un incremento de 75 puntos.

El manejo de dichas remuneraciones generó un panorama laboral con cambios significativos, entre ellos la falta de empleos de calidad. Sobre esto el centro informó que los trabajadores con un salario SM aumentaron 11 millones, mientras que aquellos con 2 SM incrementaron 5.1 millones.

Cifras publicadas por ENOEN indicaron: la población en condiciones críticas de trabajo cerró con 18 millones de personas en el periodo de agosto de 2022. Según el sector privado, este número supera por 9.8 millones a las cifras del último trimestre de 2018, y representa una importante señal de precarización del mercado laboral.

De acuerdo con el CEESP, los esquemas laborales de uno o dos salarios mínimos incrementaron por la reactivación de empresas después de las presiones sanitarias. Ante este hecho, especialistas del sector privado indicaron que la falta de empleos de mejor calidad, derivado del aumento de los salarios base, podría ser una de las señales más fuertes para la precarización del mercado laboral en el país.

En la opinión del órgano asesor del CCE, los trabajos en situación crítica y el incremento de los empleados con salario mínimo presentan también un problema de precarización alimentaria. Al respecto, datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) proporcionados en el comunicado, informaron que para un hogar de 3.5 integrantes se requiere un gasto de más de 14 mil pesos en la canasta básica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *