• Mar. Jun 28th, 2022

Cuáles son las alternativas de tratamiento para cáncer de mama triple negativo

Investigaciones del Hospital Houston Methodist encontraron que la combinación de un fármaco para la insuficiencia cardíaca y la quimioterapia puede beneficiar a las mujeres con cáncer de mama triple negativo. El artículo Cáncer de mama triple negativo: frecuencia y características en el Hospital Ángeles Pedregal, señala que en México, el cáncer de mama triple negativo representa del 15 al 23 por ciento de todos los cánceres.

El cáncer de mama triple negativo tiene una mayor tasa de recurrencia y menor supervivencia libre de enfermedad. Asimismo, se presenta en mayor medida en pacientes menores de 50 años de raza negra o hispana.

La combinación del fármaco experimental L-NMMA y el fármaco aprobado docetaxel reducían el tamaño de los tumores o su propagación era más lenta, según con el estudio que está en etapa inicial. La doctora Jenny Chang, oncóloga médica de mama del Hospital Houston Methodist e investigadora principal del estudio, informó a NotiPress mediante un comunicado que el estudio sugiere un tratamiento más seguro y efectivo en comparación con los actuales.

Combinar ambos fármacos representa una forma efectiva de reducir el desarrollo del cáncer y llevar a cabo el tratamiento a los pacientes de la forma más rápida, añadió la doctora Chang. El proceso se llevó en menos de cinco y años y ahorró miles de millones de dólares.

Tras más de 500 posibles marcadores genéticos se logró el tratamiento combinado para el cáncer de mama triple negativo antes de encontrar variantes en el gen RPL39. Dicho gen, impulsa la formación del tipo más agresivo del padecimiento.

Es conocida la enfermedad por ser uno de los tipos de cáncer más agresivos reconocidos por hacer metástasis velozmente y ser resistente a la quimioterapia. De acuerdo con datos dados a NotiPress, la tasa de supervivencia en cinco años es del 76%.

Se llamó de esa manera porque los tumores no tienen receptores de estrógeno y progesterona, y carecen de la proteína HER-2. Por lo cual, las mujeres afectadas no pueden beneficiarse de las terapias hormonales y medicamentos con la proteína HER-2.

Los pacientes que recibieron la terapia combinada tuvieron una tasa de respuesta general de casi el 50%. Lo cual, es un resultado importante si se compara con el 25 al 30% habitual en pacientes con la misma etapa de la enfermedad y reciben el tratamiento estándar.

Durante la fase uno y dos se involucraron un total de 35 pacientes con cáncer de mama triple negativo, 11 de ellos contaban con la enfermedad localmente avanzada y 24 se encontraban con enfermedad metastásica. Además, muchos de los pacientes no habían respondido bien al tratamiento de quimioterapia.

Entre los resultados finales se destacó que el 80% de los participantes con tumores localmente avanzados en la mama respondieron de forma positiva al tratamiento combinado. Por su parte, el 15% de los pacientes cuyos tumores se habían esparcido a otras partes del cuerpo tuvieron una respuesta favorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.