• Vie. Dic 9th, 2022

Los 5 desafíos que enfrenta la industria de la construcción en 2022

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la industria de la construcción tuvo un descenso en su valor de producción del 1.8% en diciembre de 2021. Por su parte, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) pronostica una reactivación importante para este sector. Especialmente en los segmentos de vivienda, edificios para oficinas, desarrollos para usos mixtos y obras públicas.

Analistas y expertos de Mezcla Brava aseguran a NotiPress, el año 2022 trae consigo un panorama complejo para la industria de la construcción en México. De ahí, la necesidad de que empresarios y tomadores de decisiones de dicho sector conozcan los retos a enfrentar para trabajar para superarlos.

Industria de la construcción: retos y oportunidades

Alza de precios en materiales e insumos: según cuentan los expertos de Mezcla Brava, la crisis económica de la pandemia de Covid-19 provocó una contracción en los mercados mundiales. En este sentido, se volvió inevitable el aumento en los costos de materias primas y todo lo necesario para las edificaciones.

Sin embargo, este problema puede solucionarse a partir de dos aristas: la disminución de tiempos en la industria de la construcción y la calidad adecuada en los productos. En este sentido, un ejemplo lo aporta la firma mexicana Mezcla Brava con un Sistema Constructivo. Dicho sistema incluye las Mezclas Listas, materiales de alta calidad y con procesos que ahorran hasta 30% en los tiempos proyectados para las obras.

Por tanto, al simplificar todos los procesos de obra se tiene un mayor rendimiento en materiales y personal. De esta manera, se tiene como resultado reducir de manera importante los desperdicios en la obra y un importante ahorro económico.

Trámites burocráticos: la mayoría de las veces, la tramitología puede ser un dolor de cabeza para las empresas constructoras. No obstante, estos se van simplificando cada vez más gracias a nuevas normas que incentivan la participación privada en proyectos públicos. La CMIC presentó propuestas en 2021 para simplificar las cuestiones regulatorias con el fin de disminuir trámites y lapsos en la entrega de los permisos.

Uso de métodos tradicionales: los expertos de la empresa parte de Grupo Calidra indican, es de suma importancia que las organizaciones mexicanas exploren nuevos procesos constructivos. Asimismo, que vean a las nuevas tecnologías como un aliado para las edificaciones.

Para ello, la creatividad debe ser permanente en las industria de la construcción. Volviendo al Sistema Constructivo de la empresa mexicana, su método integra tecnología, asesoría, logística y maquinaria de última generación (silos, amasadoras, lanzadoras, tolvas neumáticas presurizadas, entre otros). Esto permite que la mezcla esté donde se necesite y cuando se necesite, disminuyendo los acarreos de producto y también los tiempos de preparación Uno de sus pilares es la reinvención persistente de la construcción en México.

Falta de presupuesto: desde las micro hasta las grandes compañías han tenido problemas de liquidez desde 2020 y eso frena su desarrollo, según Mezcla Brava. No obstante, existen diversas alternativas para las empresas dedicadas a la industria de la construcción, ya que hay entidades que en este 2022 ofrecen programas de financiamiento.

Una de ellas es la Asociación Mexicana de Factoraje Financiero, que ofrece servicios de factoraje para financiar la cadena productiva. En este sentido, el factoraje permite poder anticipar las cuentas para cobrar y tener un mejor manejo del dinero. De igual manera, la Secretaría de Economía cuenta con el Programa Emergente de Reactivación Económica, el cual otorga créditos desde 25 mil hasta 180 mil pesos a plazos de hasta 36 meses, dirigido a micro, pequeñas y medianas empresas. Asimismo, Nafin tiene el programa Impulso+Estados, el cual busca la reactivación de las economías regionales, con créditos de hasta 5 millones de pesos a plazos de 60 días.

Miedo a invertir: las crisis nacionales y mundiales generan temor en los mercados al momento de destinar recursos en las construcciones. No obstante, la inversión se ha convertido en el salvavidas para todas las industrias, incluida la de la construcción. Tan solo la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) confía en cumplir con el plan de inversiones por 19 mil millones de pesos para 2022.

Como se mencionó anteriormente, contar con ahorro de tiempo y buena calidad en los productos derivan a un elevado rendimiento. Las Mezclas Listas, por ejemplo, son creadas en un laboratorio en Acajete, Puebla, hechos a la medida de cada proyecto. A éstas sólo se les agrega agua y se elimina el escombro de arenas al 100 por ciento. A primera vista, estos productos y el sistema pueden parecer más costosos que el promedio en el mercado, sin embargo, el ahorro económico es significativo a largo plazo, por lo que el retorno de inversión de las organizaciones está garantizado.

Las alternativas para sortear las emergencias económicas y sanitarias están al alcance de toda la industria de la construcción. Así, en este panorama, toda crisis es también una oportunidad para mejorar a las industrias, sobre todo las que son vitales para México, como la de la construcción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *