• Sáb. Nov 26th, 2022

Tabaco afecta no solo a la salud; impacta al medio ambiente con escasez de recursos

Solamente en México hay 10 millones de fumadores hombres y 4.1 millones de mujeres, de acuerdo con Luz Myriam Reynales, integrante del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la industria tabacalera no solo daña la salud humana, sino que también perjudica al medio ambiente.

En ese sentido, la Organización Mundial de Salud (OMS) conmemora cada 31 de mayo el Día Mundial Sin Tabaco. Su objetivo es informar al público sobre los peligros que supone el consumo de tabaco, así como las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras. Igualmente, busca difundir las actividades de la OMS para luchar contra la epidemia de tabaquismo. Se instauró el Día Mundial Sin Tabaco en 1987 para llamar a la reflexión de la epidemia de tabaquismo, así como de sus efectos dañinos.

De acuerdo con un nuevo informe de la OMS, las tabacaleras generan efectos adversos enormes y los incrementan constantemente. Lo cual agudiza la escasez de recursos y delicadeza de los ecosistemas. Para ejemplificarlo, la OMS apuntó que la producción de tabaco anualmente destruye 600 millones de árboles. Así como 200 mil hectáreas de tierra y gasta 22 mil millones de toneladas de agua. Además, produce 84 millones de toneladas de Dióxido de Carbono (CO₂).

Asimismo, señaló que el costo ambiental se percibe en los países donde el agua y tierras de cultivo son empleadas para plantar tabaco en lugar de alimento. Entre estos países se encuentran China, India, Brasil, Zimbabwe e Indonesia.

Por otro lado, el estudio destacó que la huella de carbono de la industria de producción, procesamiento y transporte equivale a una quinta parte del CO₂ emitido por las aerolíneas comerciales anualmente. Lo cual contribuye al aumento del calentamiento global.

Ruediger Krech, director de promoción de la salud de la OMS, dijo que los productos de tabaco arrojan más basura al planeta que cualquier otro artículo. Los productos de tabaco contienen más de siete mil sustancias químicas tóxicas, las cuales se filtran en el medio ambiente al ser desechadas. Además, 4.5 millones de filtros de cigarros contaminan ríos, océanos, aceras, suelos, parques y playas anualmente.

Otros productos como el tabaco sin humo o cigarros electrónicos contribuyen a la acumulación de contaminación de plástico. Por ejemplo, los filtros de cigarrillos contienen microplásticos, la segunda forma más prominente de contaminación con plásticos. Por ello la OMS solicitó a los legisladores a nivel mundial tratar a los filtros de cigarrillos como plásticos de un solo uso y prohibirlos. Esto, con la finalidad de proteger el medio ambiente y sanidad pública.

Con el fin de mitigar el impacto del cigarro, Francia y España implementaron una legislación para responsabilizar a la industria tabacalera de limpiar la contaminación generada. En México la venta distribución de vapeadores y cigarrillos electrónicos han sido prohibidos por un decreto emitido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La OMS exhortó a brindar ayuda a los cultivadores de tabaco para que realicen cultivos sostenibles. Igualmente, peleó por impuestos más altos al tabaco y ofreció servicios para auxiliar a las personas a dejar la droga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *