• Jue. Sep 29th, 2022

Empresas perderían 52 mmd de no reforzar su ciberseguridad y prevenir el fraude

Las herramientas tecnológicas de prevención de fraude que se utilizan actualmente tienen costos elevados, y están diseñadas para operar y dar servicio a grandes empresas. Con motivo del vertiginoso incremento de ciberataques y su embate económico para el comercio, es indispensable que pequeñas y medianas empresas (pymes) aborden el tema de prevención de fraudes. Esto si quieren evitar graves problemas económicos, de imagen y reputación, advirtieron especialistas de ISOPH Cybersecurity.

Asimismo, la prevención de fraude empresarial se ha vuelto aún más imprescindible desde la llegada de la pandemia por Covid-19. Puesto que la ciberseguridad dejó de ser una opción para las empresas por el crecimiento de ciberataques. Según cifras proporcionadas por ISOPH Cybersecurity en un comunicado para la agencia de noticias, en 2021 los ataques cibernéticos incrementaron 50% con respecto al año pasado.

En entrevista exclusiva para NotiPress, el country manager de la compañía especializada en ciberseguridad BOTECH y resposable de ISOPH Cybersecurity, Miguel Silva, comentó que los ataques cibernéticos presentan un notable incremento año con año. Asimismo, durante los periodos de compras en línea, como Hot Sale o Black Friday, el cibercrimen se dispara. Pues los ciberdelincuentes aprovechan el aumento de actividad en línea para realizar ciberataques de manera masiva.

Los hábitos que migraron a los canales digitales online han repercutido sobre la actividad de los ciberdelincuentes, advirtió Silva; y sus afectaciones varían según el país y sus medidas de ciberseguridad. Con respecto a México, según datos de Fortinet, ocupó el primer lugar entre los objetivos de ciberataques en América Latina en la primera mitad de 2021, por encima de Brasil, Perú y Colombia.

Con respecto a los fraudes en los ciberataques, el fraude de identidad afectó a 42 millones de personas, y dejó unas pérdidas de 52 mil millones de dólares (mmd). Contar con plataformas seguras y con capacidades de prevenir, detectar y reaccionar ante el fraude, consideran especialistas de ISOPH Cybersecurity, es fundamental para el desarrollo de todos los sectores.

Según el especialista de BOTECH, las tecnologías para prevención de fraude y robo de identidad suelen estar diseñadas para las grandes corporaciones y su coste está orientado a las mismas, por lo que se hace inalcanzable para organizaciones de menor tamaño. Ante esta necesidad de protección y la problemática del elevado coste de las herramientas antifraude, Silva destaca la importancia de ISOPH PAyment para el mercado ya que permitirá cubrir ese segmento hasta ahora desatendido.

ISOPH Payment ofrece las herramientas que utilizan las grandes empresas, pero a disposición de instituciones financieras de menor tamaño, participantes de comercio electrónico (e-commerce), procesadoras y agregadores. En este sentido, la tecnología de prevención de fraude adquiere un costo competitivo, asequible para presupuestos más limitados, y bajo una adecuada reputación entre clientes y proveedores.

El aumento de ciberataques a nivel mundial está relacionada con la transformación digital y políticas de globalización, informó el experto en la entrevista con NotiPress. Además de las vulnerabilidades de información personal obtenida durante los fraudes, estos ataques representan un embate económico. Según estudios de 2021, las vulnerabilidades en ciberseguridad dejan un saldo en contra promedio de 1.85 millones de dólares (md) por cada incidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.