• Sáb. Jun 25th, 2022

Hábitos al navegar en Internet pueden propiciar estafas digitales

Especialistas en ciberseguridad de ESET revelan que las estafas en Internet se han vuelto una mayor constante. Incluso esquemas antiguos han ampliado las oportunidades de los ciberdelincuentes para atraer una mayor cantidad de víctimas.

La razón principal de este hecho es debido a que las estafas recurren a herramientas tecnológicas más sofisticadas o mejor conocido como ingeniería social. Además, algunos hábitos cuando se navega en Internet suelen dejar rastros de información que posteriormente pueden ser utilizados de forma ilícita.

Bajo ese contexto, los expertos en ESET compartieron las actitudes más comunes que suelen ser un motivo de estafa para los usuarios. Comúnmente, los estafadores sacan provecho a todos los datos disponibles, desde información pública en redes sociales, hasta la que es monitoreada por gente malintencionada.

A partir de ello, inventan una excusa para hacer de un engaño algo creíble, a esta situación se le conoce como dejar una huella digital en Internet. Por ello, es importante tener cuidado a la hora de navegar en Internet y evitar exponer más información de la necesaria.

Del mismo modo, los estafadores pueden crear historias muy verosímiles que no siempre activarán los mecanismos de alerta internos. Regularmente se aprovechan de los hechos más tendenciosos cuyo interés está en la opinión publica y de ahí poder sacar provecho de una situación.

Por ejemplo, situaciones de emergencias públicas, incluso aprovechan los temores, el estrés de la situación y la desesperación para poder actuar con mayor eficacia. Los estafadores suelen utilizar noticias falsas, artículos y cadenas enviadas por aplicaciones de mensajería con enlaces maliciosos para atacar a sus víctimas.

Otros métodos los cuales utilizan los ciberdelincuentes es ofrecer a las personas productos o servicios gratuitos, saben que este tipo de promociones son irresistibles para los usuarios. También recurren a campañas para ayudar a personas en situaciones de riesgo u otro mensaje altruista con el fin de generar sensibilidad en los usuarios y poder robar información o dinero.

Debido a esta situación, los especialistas en ciberseguridad de ESET recomiendan si sospechan de la veracidad de un mensaje, lo principal es no abrir por ningún motivo los enlaces. Posteriormente, si se trata de una tienda departamental o alguna institución bancaria, ponerse en contacto con la misma para confirmar el envío del mensaje.

Esto podría marcar la diferencia desde un inicio, además es importante cambiar en ese momento las contraseñas de cuentas importantes, por ejemplo, aplicaciones bancarias, redes sociales o correo electrónico. De acuerdo con los expertos en ESET nunca es bueno asumir que nunca se caerá en una estafa. Ser víctima de fraude es una situación donde puede caer cualquiera, sin importar el nivel de conocimientos sobre tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.