Agua contaminada puede ser una de las principales causas de enfermedades zoonóticas

De acuerdo con un estudio realizado por la Escuela de Ecología Odum de la Universidad de Georgia en Estados Unidos, desde 1974 el agua contaminada es el factor principal para impulsar los brotes de enfermedades zoonóticas.

Fotografía Extraída de Google
La nueva investigación señala que los brotes de enfermedades zoonóticos son una amenaza importante para la salud humana y se han reconocido numerosos factores que impulsan las enfermedades a gran escala.

Las enfermedades zoonóticas son patologías infecciosas que pueden transmitirse de animales a personas como la Covid-19 o el Ébola.

La mayoría de ellas involucran menos de 100 casos y pueden controlarse, pero hay más factores donde intervienen en su propagación a gran escala.

El estudio publicado en la revista Philosophical Transactions B de la Royal Society afirmó que los científicos investigaron más de 4 mil 400 brotes de enfermedades zoonóticas.

Ahí, pudieron identificar 100 casos en humanos de los cuales infectaron a cientos de miles de personas. De la lista completa también seleccionaron 200 brotes al azar para identificarlos bajo el nombre clave de controles de casos.

Todos los resultados de los 300 brotes coincidieron en que las enfermedades zoonóticas tienen un factor común, el agua contaminada donde se generan los grandes brotes de epidemias.

Otras causas fueron la mayor frecuencia de cambios en los climas, el manejo de aguas residuales y la abundancia de portadores de patologías, por ejemplo las garrapatas y mosquitos.

En muchas partes del mundo, los insectos cuyo desarrollo es en el agua son portadores y transmisores de enfermedades, por ejemplo, el dengue.

Algunos de estos insectos, denominados vectores crecen en agua limpia y los contenedores domésticos de agua pueden servir para su crianza.

Datos duros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que el agua contaminada puede transmitir patologías como la diarrea, cólera, disentería, fiebre tifoidea e incluso la poliomielitis.

La OMS calcula que la contaminación del agua potable provoca alrededor de 842 mil muertes por diarrea cada año.

Ante ello, el principal autor del estudio Patrick Stephens señaló, “en la era Covid-19, muchas personas no dimensionan cuántos brotes de otras enfermedades infecciosas son causados por las condiciones ecológicas actuales“. Asimismo, Stephens agregó, “las epidemias y pandemias también son originadas por la contaminación de alimentos, la producción ganadera local y el contacto humano-animal“.

Por otra parte,

El grupo de investigadores encontró que los grandes brotes tendían a ser causados por una mayor variedad de factores en brotes a menor escala.

Es decir, estas causas desatan epidemias pequeñas en una región específica pueden transmitirse con acciones cotidianas de la vida humana.

La exposición de mamíferos silvestres, alteraciones en el ecosistema, comercio internacional y viajes contribuyen a una propagación con dimensiones pandémicas“, apuntó Stephens.

Hasta el momento, los hallazgos del grupo de investigadores de la Universidad de Georgia revelaron la importancia de evitar almacenar agua en situaciones insalubres para evitar enfermedades zoonóticas.

Todavía hay mucho trabajo por hacer para comprender la forma en que pueden prevenirse y controlar las principales causas de brotes de afecciones infecciosas a gran escala.

ESCUCHA EN VIVO LA OTRA FM

218 visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *