Martín Calle creció haciendo reír a pesar de su dura infancia

Martín Calle ha destacado en la actuación desde 1997 hasta la actualidad.

Fotografía Extraída de Google

Desde pequeño era el chistoso de la familia y del barrio Manabí y Pío Montúfar, en el sur de Guayaquil, donde creció con sus abuelos paternos.

Con un don natural para hacer reír, Martín Calle supo que lo suyo era la actuación desde que en la escuela lo elegían como el ‘comediante’ principal para divertir en las fiestas.

“Mi abuelo era guitarrista y bohemio, puede ser que por ahí venga lo de ser artista, pero en realidad uno nace con esto”, explica.

A pesar de la alegría que transmitía, su infancia fue muy complicada debido a la separación de sus padres y al abandono de su madre.

“No puedo decir que tuve una infancia muy agradable y bonita, porque no fue así. El recuerdo más lindo que tengo de mi niñez es mi madre bella, mi abuelita Luisa, que me crio”, comenta.

Se define como chapado a la antigua, por todas las enseñanzas que recibió de sus abuelos.

ESCUCHA EN VIVO LA OTRA FM

240 visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *