En la nueva normalidad, empresas deben cambiar maneras de evaluar a sus empleados

Derivado de la pandemia por Covid-19, el trabajo ha sufrido grandes cambios.

Fotografía Extraída de Google

Algunas empresas han tomado la decisión de evaluar a sus empleados de diferentes maneras y cambiar las estrategias en las jornadas laborales para una mayor productividad.

Facebook

Concedió a cada uno de sus 45 mil empleados a tiempo completo una calificación de revisión de desempeño denominada “Superando las expectativas”.

Con esa estrategia, el gigante de las redes sociales aseguró que todos obtuvieran un bono superior a los mil dólares.

Google

Le dio un cambio a su modelo de trabajo y durante el tercer trimestre de 2020 ascendió de puesto al doble de personas de lo que suele normalmente hacer.

La pandemia está cambiando diversos puntos clave en el trabajo y las antiguas métricas para calificar el desempeño de los empleados están quedando obsoletas.

Josh Bersin

Analista y consultor de recursos humanos en el medio Wall Street Journal, anticipa que este periodo durará alrededor de dos años.

Por tanto, las empresas deben adaptarse a la nueva normalidad con nuevas normas y análisis para evaluar el trabajo de cada uno de los empleados.

“Debemos priorizar la empatía, el cuidado y el apoyo a la gente; esos son realmente los temas de interés”, señaló.

Ahora, las empresas se están enfrentando ante un nuevo panorama, las organizaciones pueden reevaluar algunas de las tácticas de gestión del rendimiento para los trabajadores a través de algunas recomendaciones.

Uno de los principales puntos es mantener los objetivos fluidos, es decir, trazar metas fijas analizándolas semanal mente o incluso en tiempo real.

También será de gran importancia apegarse a las expectativas previas, a los gerentes se les debe dar el poder de autoridad y la flexibilidad para adaptar la fijación de metas grupales e individuales.

Otro factor importante será sesgar las evaluaciones de rendimiento, expertos en liderazgo empresarial sugieren implementar un sistema de monitoreo de criterios.

Eso significa poner en práctica un sistema donde se elimine la ambigüedad en los criterios definidos por términos claros o medibles y optar por favorecer a las personas que tienen otras obligaciones.

Además, ofrecer una retroalimentación continua, check-in diarios pueden parecer una carga indebida para el cuerpo de trabajo.

Pero la realidad es que pueden ser una gran alternativa al momento de fijar las prioridades grupales que están en constante cambio.

Con ello se pretende mantener a la plantilla de trabajo en el mismo canal y así crear una sólida cultura de retroalimentación.

Si bien, evaluar de una forma diferente al equipo de trabajo genera grandes beneficios.

Es importante para alinear los criterios más importantes, especialmente si se difiere de las métricas de rendimiento habituales.

Sin embargo, al igual que muchos hábitos nuevos, se puede practicar y mejorar las estrategias con el tiempo mientras se avanza a una nueva normalidad.

ESCUCHA EN VIVO LA OTRA FM

85 visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *